Me caso con pantalones

Un cinturón es un toque final esencial. También aquí la creatividad es la protagonista. Armonizado en el mismo tejido o realizado en un material diferente, aporta un toque de fantasía al diseño. Discreto o imponente, realza el pantalón. Con pedrería o lentejuelas, atrae la mirada hacia la cintura. El encaje añade un toque romántico.

Cada vez son más las jóvenes que quieren casarse con pantalones. Hace tiempo que los pantalones conquistaron el vestidor de muchas mujeres, sea cual sea su edad. Son fáciles de llevar y te acompañan en cada momento del día. Además, son lo bastante elegantes como para lucirlos en una ceremonia nupcial. Permiten que el cuerpo se mueva con facilidad y ofrecen una comodidad apreciable.
Sin duda, es por estas razones por las que cada vez más novias optan por un traje pantalón para vestirse el día más bonito de su vida, y también puede ser una elección de identidad proclamar su unión vestidas con un atuendo a priori masculino.

Un cinturón es un toque final esencial. También aquí la creatividad es la protagonista. Armonizado en el mismo tejido o realizado en un material diferente, aporta un toque de fantasía al diseño. Discreto o imponente, realza el pantalón. Con pedrería o lentejuelas, atrae la mirada hacia la cintura. El encaje añade un toque romántico.Un cinturón es un toque final esencial. También aquí la creatividad es la protagonista. Armonizado en el mismo tejido o realizado en un material diferente, aporta un toque de fantasía al diseño. Discreto o imponente, realza el pantalón. Con pedrería o lentejuelas, atrae la mirada hacia la cintura. El encaje añade un toque romántico.

Al igual que los vestidos y las faldas, los pantalones se presentan en una gran variedad de estilos y texturas.
Los pantalones bohemios son fluidos, de pernera ancha y tejidos ligeros.
Los pantalones vintage son de tejido más grueso y corte más riguroso. Presentan adornos específicos ligados a su época.
Los pantalones de smoking buscan la elegancia en una forma más estricta, confeccionados con un tejido denso y cortados ceñidos al cuerpo para un look más clásico y estilizado.

sobrecolaUn cinturón es un toque final esencial. También aquí la creatividad es la protagonista. Armonizado en el mismo tejido o realizado en un material diferente, aporta un toque de fantasía al diseño. Discreto o imponente, realza el pantalón. Con pedrería o lentejuelas, atrae la mirada hacia la cintura. El encaje añade un toque romántico.

Pequeños pliegues recorren la cintura, dando movimiento a la prenda. Visten con gracia unas piernas un poco delgadas, pero que en este día han decidido ocupar un lugar de honor.
Un tejido ligero es perfecto para las formas curvilíneas, pudiendo elegir entre cintura ceñida o acampanada para adaptarse a la redondez de las caderas.

Un cinturón es un toque final esencial. También aquí la creatividad es la protagonista. Armonizado en el mismo tejido o realizado en un material diferente, aporta un toque de fantasía al diseño. Discreto o imponente, realza el pantalón. Con pedrería o lentejuelas, atrae la mirada hacia la cintura. El encaje añade un toque romántico.Un cinturón es un toque final esencial. También aquí la creatividad es la protagonista. Armonizado en el mismo tejido o realizado en un material diferente, aporta un toque de fantasía al diseño. Discreto o imponente, realza el pantalón. Con pedrería o lentejuelas, atrae la mirada hacia la cintura. El encaje añade un toque romántico.

De formas sencillas, se afina con una abertura lateral. La cola le confiere su carácter festivo. Su longitud puede variar para adaptarse al gusto de cada mujer, dándole un aire festivo. Realizado en un material diferente, puede adornarse con encaje, pedrería, lentejuelas o plumas.
Una cola desmontable te permite bailar libremente mientras lo llevas puesto para la ceremonia nupcial.

Un cinturón es un toque final esencial. También aquí la creatividad es la protagonista. Armonizado en el mismo tejido o realizado en un material diferente, aporta un toque de fantasía al diseño. Discreto o imponente, realza el pantalón. Con pedrería o lentejuelas, atrae la mirada hacia la cintura. El encaje añade un toque romántico.Un cinturón es un toque final esencial. También aquí la creatividad es la protagonista. Armonizado en el mismo tejido o realizado en un material diferente, aporta un toque de fantasía al diseño. Discreto o imponente, realza el pantalón. Con pedrería o lentejuelas, atrae la mirada hacia la cintura. El encaje añade un toque romántico.

Un cinturón es un toque final esencial. También aquí la creatividad es la protagonista. Armonizado en el mismo tejido o realizado en un material diferente, aporta un toque de fantasía al diseño. Discreto o imponente, realza el pantalón. Con pedrería o lentejuelas, atrae la mirada hacia la cintura. El encaje añade un toque romántico.

Un cinturón es un toque final esencial. También aquí la creatividad es la protagonista. Armonizado en el mismo tejido o realizado en un material diferente, aporta un toque de fantasía al diseño. Discreto o imponente, realza el pantalón. Con pedrería o lentejuelas, atrae la mirada hacia la cintura. El encaje añade un toque romántico.Un cinturón es un toque final esencial. También aquí la creatividad es la protagonista. Armonizado en el mismo tejido o realizado en un material diferente, aporta un toque de fantasía al diseño. Discreto o imponente, realza el pantalón. Con pedrería o lentejuelas, atrae la mirada hacia la cintura. El encaje añade un toque romántico.

Los tejidos elegidos son de la misma calidad que los utilizados para los vestidos. Aquí no hay diferencia: los materiales utilizados para los vestidos de novia se adaptan a los pantalones.
Hay mucho margen para la creatividad: un bonito satén blanco resplandece, un ligero tul embellece la pierna. Por supuesto, la elección del material depende de la temporada de la boda.

Un cinturón es un toque final esencial. También aquí la creatividad es la protagonista. Armonizado en el mismo tejido o realizado en un material diferente, aporta un toque de fantasía al diseño. Discreto o imponente, realza el pantalón. Con pedrería o lentejuelas, atrae la mirada hacia la cintura. El encaje añade un toque romántico.Un cinturón es un toque final esencial. También aquí la creatividad es la protagonista. Armonizado en el mismo tejido o realizado en un material diferente, aporta un toque de fantasía al diseño. Discreto o imponente, realza el pantalón. Con pedrería o lentejuelas, atrae la mirada hacia la cintura. El encaje añade un toque romántico.
Si te casas en los meses más cálidos, la muselina, un algodón ligero, es imprescindible. En invierno, en cambio, el tafetán y los materiales más densos son los más adecuados.

El blanco sigue siendo el color favorito. Siempre puedes optar por otros tonos, como un bonito beige o un blanco roto, o para los más atrevidos, un color más llamativo como el rojo.

Un cinturón es un toque final esencial. También aquí la creatividad es la protagonista. Armonizado en el mismo tejido o realizado en un material diferente, aporta un toque de fantasía al diseño. Discreto o imponente, realza el pantalón. Con pedrería o lentejuelas, atrae la mirada hacia la cintura. El encaje añade un toque romántico.

Los pantalones han adquirido sus cartas de nobleza, lo que los convierte en una de las posibles opciones de ropa de lujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *